7 ejercicios de conciencia plena para apoyar a nuestros jóvenes a medida que crecen

Nuestros hijos se vuelven adultos más rápido de lo que imaginamos que serán cuando sean pequeños. Sin embargo, si bien la transición puede parecernos rápida, muchos adolescentes luchan mientras aprenden a navegar por lo que esta evolución significa para ellos. En el mundo moderno de hoy, con infinitas posibilidades y sociedades en rápida evolución, cada vez es más difícil para nuestros jóvenes encontrar su lugar. Ingrese su texto aquí…

Si bien la atención plena no es la única herramienta que los adolescentes pueden utilizar para gestionar su transición a la edad adulta, es importante, una que empodera, eleva y siempre está a su disposición. Enseñar la atención plena a los adolescentes es uno de los mejores regalos que podemos ofrecer a nuestra juventud, y es un regalo que seguirá dando

Cómo la atención plena beneficia a los adolescentes

Desde la presión para desempeñarse académicamente hasta la presión para encajar en el grupo social de uno, los adolescentes tienen mucho que navegar. ¿Qué estudiarán? ¿Qué harán después de graduarse de la escuela secundaria? ¿Cuáles son sus valores fundamentales y sus dones innatos? ¿Dónde encontrarán su lugar auténtico en este mundo?
 

Todas estas preguntas (y el resto que las acompañan) pueden ser una carga difícil de llevar para los adolescentes. Muchos adolescentes luchan contra la ansiedad, la depresión, la baja autoestima, el estrés crónico y otras condiciones que les impiden disfrutar de sus años de juventud.

Si bien la atención plena no es una solución para todas las preocupaciones anteriores, ciertamente puede mejorar la conciencia de sí mismos y proporcionar a los adolescentes ciertas herramientas para navegar de manera más efectiva por su experiencia. De hecho, los estudios han demostrado que la atención plena puede beneficiar a los jóvenes de las siguientes formas

  • Reducción de la intensidad / duración emocional
  • Creencia reducida en pensamientos automáticos
  • Capacidad mejorada para aprender
  • Autorregulación mejorada
  • Comportamiento mejorado en el aula
  • Ansiedad reducida
  • Depresión reducida

Al brindarles a los adolescentes las herramientas de la atención plena, los equipamos para reconocer mejor por lo que están pasando y para afrontar de manera más eficaz cualquier desafío que surja. La atención plena es completamente gratuita y siempre accesible, por lo que es algo a lo que los adolescentes pueden regresar continuamente, ya sea guiados o por su cuenta.

 

«Si quieres conquistar la ansiedad de la vida, vive el momento, vive la respiración».

 

¿Te gustaría iniciarte en el mundo del mindfulness? 

Descárgate ahora de forma totalmente gratuita nuestra Guía de iniciación al mindfulness con la que podrás entender los principios básicos de esta increíble forma de meditación y comenzar a practicarla y a disfrutar de todos sus beneficios!


.

¿Cómo le enseño a mi adolescente Mindfulness?

Si desea enseñar la meditación de la atención plena a su adolescente (con un grupo de adolescentes), es importante que reflexione sobre cómo lo aborda. Tenga en cuenta las necesidades demográficas y únicas de las personas con las que trabajará. ¿Qué prácticas de atención plena y qué métodos de ejecución tienen el sentido más intuitivo para usted?

Aquí hay algunos consejos que debe considerar la próxima vez que enseñe mindfulness a adolescentes, ya sea en casa, en la escuela o en algún otro entorno:

Involucre a los adolescentes con una anécdota que sea relevante para su experiencia.

Una excelente manera de hacer que los adolescentes se interesen en la atención plena es ofrecerles una historia con la que puedan identificarse. Por ejemplo, ¿luchó con la ansiedad cuando estaba en la escuela secundaria? ¿Te tomaste más tiempo que tus compañeros para descubrir qué carrera profesional se adaptaba mejor a ti?

Cuente una historia que establezca una conexión entre usted y ellos. Muéstrales tu humanidad. Ofrézcales algo que pueda llevarlos a pensar: «Esto de la atención plena podría ser bueno para mí».

Asegúrese de que sus enseñanzas sean flexibles y no dogmáticas.

Otra consideración a tener en cuenta es el hecho de que a los adolescentes (tanto o más que a cualquier otra persona) no les gusta que les digan lo que tienen que hacer. Las reglas suelen ser buenas para ellos, pero les gusta jugar con los límites; les gusta tener algo de libertad.

Al enseñar mindfulness a este grupo demográfico, déles un espacio para que exploren las prácticas a su manera. Por ejemplo, puede notar que el movimiento durante la meditación no es malo ni incorrecto, pero invítelos a hacer una pausa antes de moverse y a prestar toda su atención a cada movimiento.

Aumente el compromiso y la eficacia ofreciendo una variedad de prácticas diferentes.

Además, es importante tener en cuenta que cada adolescente al que le enseñe meditación de atención plena gravitará más hacia algunas prácticas que hacia otras. Por esta razón, particularmente cuando se enseña a un grupo, es útil ofrecer una variedad de técnicas y prácticas diferentes.

Por ejemplo, puede ofrecerles tres anclajes diferentes para elegir: el piso o la silla debajo de ellos, el flujo de su respiración o una palabra o frase de base para repetir (es decir, ‘Estoy aquí’ o ‘paz’). Explorar una variedad de prácticas también ayudará a mantenerlos comprometidos y aprendiendo. Afortunadamente, los ejercicios de atención plena para adolescentes vienen en muchas formas y formas diferentes.

Espere risas, distracciones u otros signos de resistencia.

Además, al enseñar mindfulness a los adolescentes, prepárate para cualquier cosa. Algunos adolescentes (o grupos de adolescentes) se sentirán atraídos naturalmente a la práctica.

Otros pueden resistirse, encontrar el silencio increíblemente incómodo o luchar para permanecer concentrados. Esto también cambiará día a día para cada adolescente. Sea paciente, abierto y compasivo con lo que surja.

Modele la atención plena más allá de las enseñanzas formales.

Por último, recuerde que, al igual que los niños, los adolescentes aprenden mucho de las acciones cotidianas de quienes los rodean. Como padre o maestro, la forma en que te relacionas con tu propia vida influirá enormemente en ellos.

Por lo tanto, tenga en cuenta cómo está ejemplificando la atención plena fuera de la práctica formal. Modele formas de ser consciente, como la escucha atenta, la acción sabia, la honestidad, la vulnerabilidad y la autoconciencia.

Mejore su capacidad para enseñar meditación de atención plena convirtiéndose en un maestro certificado de atención plena. 

¿Cómo le enseño a mi adolescente Mindfulness?
 

7 ejercicios de mindfulness para adolescentes

Si está buscando dar el siguiente paso y compartir ciertas enseñanzas de mindfulness con los adolescentes de su vida, considere los siguientes ejercicios como punto de referencia.

Puede adaptar estas prácticas según convenga al grupo o individuo con el que esté trabajando. Recuerde que no existe una «forma correcta» de enseñar la atención plena. Simplemente haga todo lo posible por conocer a sus adolescentes donde están, y escucharlos y aprender a cambio.

Crea un espacio para respirar.

En primer lugar, puede ayudar a los adolescentes a reducir la velocidad y a sintonizar su interior familiarizándolos con la respiración. Aunque está siempre presente, la mayoría de los jóvenes no sintonizan conscientemente el flujo de esta fuerza vital.

Al enseñarles cómo hacerlo, les ofrece una herramienta simple a la que pueden recurrir siempre que se sientan estresados, abrumados o simplemente necesiten reducir la velocidad. Un simple ejercicio de respiración de 5 minutos es una meditación maravillosa para que los adolescentes aprendan a hacer por sí mismos.

Nutre la confianza en uno mismo.

Dado que muchos jóvenes luchan con la confianza en sí mismos y la autoestima, una gran meditación para los adolescentes es aquella que fortalece su sentido de valía incondicional.

Este tipo de práctica no se trata de auto-inflamarse. Es simplemente una invitación a aumentar la confianza en uno mismo, a ver que cada uno de nosotros es amado y digno de forma innata.

Sintonízate con el cuerpo físico.

Otra forma de practicar la atención plena es sintonizarnos con el cuerpo físico. Los escáneres corporales básicos (o escaneos corporales compasivos) son una excelente herramienta para ayudar a los jóvenes a salir de la mente pensante y entrar en el cuerpo visceral. Esto puede mejorar la autoconciencia y la acción amorosa hacia uno mismo.

Síntonizate con la naturaleza

El tiempo dedicado a la naturaleza consciente también puede ser de gran beneficio para los adolescentes (y para todos los seres humanos, de hecho). La mayoría de los adolescentes del mundo moderno no crecen con una fuerte conexión con el mundo natural. 

A través de la atención plena, puedes ofrecerles esto. Considere las actividades de exploración consciente de la naturaleza o las prácticas de observación de la naturaleza.

 7 ejercicios de mindfulness para adolescentes

Enseña la autocompasión.

Un pariente cercano de la atención plena, la compasión es otra habilidad excelente para enseñar a los adolescentes. Equípelos con los conocimientos necesarios para tomar ‘descansos para la autocompasión’ cuando lo necesiten. Este es, sin duda, un regalo que los apoyará y nutrirá a medida que avanzan por la vida. Les ayudará a nutrirse desde dentro.

 


«Tu tarea no es buscar el amor, sino simplemente buscar y encontrar todas las barreras dentro de ti que has construido contra él».

 

Conoce el cuerpo emocional.

Otra práctica de atención plena de apoyo para compartir con los adolescentes es aquella que mejora su capacidad para presenciar sus emociones sin dejarse llevar por ellas. Por ejemplo, puede enseñarles cómo etiquetar las emociones notando directamente «tristeza» en lugar de repetir mentalmente «Estoy triste».

Cultiva la gratitud.

Por último, enseñar a los jóvenes a cultivar la gratitud será de gran beneficio para su bienestar mental general. Esto se puede explorar a través de ejercicios de escritura consciente seguidos de oportunidades para compartir. Tenga en cuenta que la gratitud no se trata de ignorar las luchas de la vida; se trata simplemente de entrenar la mente para ver más de lo bueno.


«La gratitud abre la plenitud de la vida. Convierte lo que tenemos en suficiente, y más. Convierte la negación en aceptación, el caos en orden, la confusión en claridad».

 

¿Te gustaría iniciarte en el mundo del mindfulness? 

Descárgate ahora de forma totalmente gratuita nuestra Guía de iniciación al mindfulness con la que podrás entender los principios básicos de esta increíble forma de meditación y comenzar a practicarla y a disfrutar de todos sus beneficios!


.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *