Cómo cultivar una actitud de gratitud y por qué es importante

Las percepciones que tenemos de nosotros mismos, nuestras vidas y los eventos que ocurren a nuestro alrededor son subjetivas. En un día lluvioso, por ejemplo, podríamos centrar nuestra atención en el picnic que tuvo que cancelarse o en el suelo que ahora está recibiendo alimento. El lugar donde coloquemos nuestro enfoque cambiará la forma en que experimentamos lo que está sucediendo, y cuando elegimos ver los aspectos positivos de nuestra existencia, cultivamos el poder de la gratitud.

La gratitud es una actitud que nos beneficia. Tiene una variedad de beneficios que impactan positivamente en el bienestar en numerosos niveles. ¿Qué lo hace tan poderoso y cómo podemos aprovecharlo al máximo?

En esta guía completa sobre la gratitud, exploraremos:

  • ¿Qué significa la gratitud?
  • Los beneficios de la gratitud y por qué es importante
  • Cómo cultivar la gratitud
  • Cuando la gratitud no funciona
  • Indicaciones del diario de gratitud
  • 8 ejercicios de atención plena para la gratitud

¿Te gustaría iniciarte en el mundo del mindfulness

Descárgate ahora de forma totalmente gratuita nuestra Guía de iniciación al mindfulness con la que podrás entender los principios básicos de esta increíble forma de meditación y comenzar a practicarla y a disfrutar de todos sus beneficios! 

.

¿Qué significa la gratitud?

De la palabra latina gratus que significa ‘agradecido’, la gratitud es simplemente un estado o cualidad de estar agradecido por algo o alguien. También se puede describir como un sentimiento o emoción positiva que surge cuando recibimos una bendición o un regalo de algún tipo. A menudo surge espontáneamente, pero es igualmente algo con lo que se puede sintonizar.

Para comprender mejor lo que significa la gratitud, puede ser útil considerar lo que no es la gratitud. Cultivar la gratitud no se trata de negar las dificultades o las emociones difíciles, y no es algo que podamos imponernos a nosotros mismos. Más bien, la gratitud es una emoción o estado del ser al que podemos abrirnos sintonizando los elementos positivos de nuestra experiencia en el momento presente.

Los beneficios de la gratitud y por qué es importante

A lo largo de los años, la gratitud se ha estudiado bien para ofrecer una mejor comprensión de los beneficios de este estado del ser. Numerosos estudios muestran que, de hecho, tiene un impacto positivo en el bienestar. Un documento técnico preparado por el Greater Good Science Center en UC Berkeley resumió algunos de los hallazgos científicos recientes relacionados con la gratitud, y señaló que la gratitud puede

  • Reducir los síntomas de ansiedad y depresión.
  • Mejorar la salud física (es decir, reducir los biomarcadores de inflamación en pacientes con insuficiencia cardíaca)
  • Aumenta la felicidad y la satisfacción con la vida.
  • Disminuir el materialismo
  • Mejorar la calidad del sueño
  • Reducir la fatiga
  • Aumentar la autoestima
  • Fortalecer las relaciones
  • Incrementar la generosidad y la amabilidad.
  • Incrementar la satisfacción laboral
  • Protéjase contra el agotamiento

Hay muchas explicaciones y teorías diferentes de por qué la gratitud es tan poderosa. Primero, puede ayudarnos a desenredarnos de los patrones de pensamiento negativos y las emociones difíciles. A medida que cambiamos nuestro enfoque, las emociones positivas encuentran espacio para florecer.

Ingrese su texto aquí … Además, la gratitud ayuda a reducir los niveles de estrés. El estrés crónico es un factor importante que contribuye a una variedad de problemas de salud, tanto mentales como físicos. Por lo tanto, al reducir el estrés a través de la gratitud, es probable que muchos de los síntomas del estrés crónico comiencen a disminuir.

Además, la gratitud afecta el funcionamiento del cerebro. Por ejemplo, los estudios han encontrado que cuando los participantes informan sentimientos de gratitud, hay una mayor actividad en la corteza prefrontal medial del cerebro. Esta parte del cerebro está relacionada con la comprensión de las diferentes perspectivas, la empatía, la regulación de las emociones y el alivio del estrés.

Cultivar la gratitud es una habilidad excepcional para perfeccionar, ya que nos permite experimentar más belleza en la vida. Cada situación en la que nos encontramos se puede interpretar de múltiples formas. Al tratar de ver lo positivo en nuestras vidas, terminamos experimentando una satisfacción más profunda con lo que es. Además de nuestro propio bienestar, afecta la forma en que nos relacionamos con los demás, por lo que es importante para nosotros y para el colectivo.

 

«La gratitud da sentido a nuestro pasado, trae paz para hoy y crea una visión para el mañana».

 

 

 

Cómo cultivar la gratitud

Entonces, la gratitud es buena para nosotros, pero ¿cómo la cultivamos? Como se mencionó, la gratitud no es algo que podamos obligarnos a experimentar; más bien, podemos aprovecharlo o abrirle nuestro corazón. Para abrirnos a una actitud de gratitud, podemos explorar una serie de prácticas diferentes. Los ejercicios específicos que podríamos considerar incluyen:

Escritura de cartas de agradecimiento

Una excelente manera de aumentar la gratitud es escribir una carta al respecto. Esta podría ser una carta que nos guardamos para nosotros mismos o algo que ofrecemos a otros. Por ejemplo, ¿hay alguien en tu vida por cuya presencia y energía estás profundamente agradecido? Siéntese y escriba una carta a esta persona, expresándole qué es lo que le agradece. Considere enviárselo a esta persona como un regalo para ambos.

Meditación sobre la gratitud

Otra forma eficaz de mejorar los sentimientos de gratitud es utilizar una meditación sobre la gratitud. Las meditaciones de gratitud guiadas nos ayudan a sintonizarnos con los diversos aspectos de nuestra existencia por los que podemos dar gracias.

Por ejemplo, una meditación de gratitud podría invitarlo a notar la bendición de cada respiración, de su cuerpo y de la tierra debajo y alrededor de usted. Éstos son los tipos de bendiciones que tendemos a pasar por alto.

Práctica de Mindfulness

Además, establecer una práctica regular de atención plena puede aumentar naturalmente la gratitud. La atención plena nos ayuda a prestar mucha atención a nuestra experiencia sin juzgar, reduciendo nuestra tendencia a la rumia. Amplía nuestra percepción, lo que nos permite notar las bendiciones que tenemos ante nosotros.

Práctica del diario de gratitud

Además, podríamos considerar escribir nuestra gratitud. Para hacer esto, podríamos comenzar a escribir listas de gratitud diarias, o podríamos explorar diferentes indicaciones para el diario de gratitud. Esta es una gran práctica para explorar antes de ir a la cama, ya que nos invita a reflexionar sobre los aspectos positivos de nuestro día.

 

«La gratitud por el momento presente y la plenitud de la vida ahora es la verdadera prosperidad».

Fortalece la gratitud con 7 meditaciones sobre la impermanencia.

 

Indicaciones del diario de gratitud

Si desea comenzar la práctica de llevar un diario de gratitud, considere las siguientes indicaciones del diario de gratitud como guía. Esta lista no es exhaustiva, pero ofrece un lugar para comenzar su exploración escrita de este poderoso estado del ser.

  • Al despertar, escriba diez cosas por las que esté agradecido.
  • ¿Cuáles son las siete partes diferentes de tu cuerpo por las que estás agradecido y por qué?
  • Describe una experiencia desafiante por la que ahora te sientes agradecido por haber atravesado.
  • ¿Quién es alguien en tu vida a quien aprecias mucho? Escribe qué es lo que amas de esta persona.
  • Escribe sobre la belleza de una simple bendición en tu vida.
  • ¿Qué cualidades o habilidades personales estás agradecido?
  • Mire alrededor del espacio en el que se encuentra y escriba siete cosas que agradece estar en presencia.
  • ¿Qué tiene de maravilloso la temporada en la que te encuentras actualmente?
  • Escribe sobre una situación difícil que contenía una bendición oculta.
  • Nombre un libro, curso o maestro por el que esté agradecido y explique por qué.
 

Cuando la gratitud no funciona

A veces, la gratitud no es lo primero que necesitamos. Por ejemplo, si experimentamos una pérdida o dolor, es posible que la gratitud no sea el mejor enfoque. Cuando la gratitud no funciona, podemos recurrir a otras técnicas de cuidado personal, como la práctica general de atención plena o la autocompasión. Utilizando nuestra intuición, podemos evaluar qué intervención nos brindará más apoyo en un momento determinado.

Si está tratando de encontrar lo positivo en algo pero se siente forzado, recuerde que no necesita manipularse para sentirse de cierta manera. Empiece donde está, sintonizando su experiencia con atención plena y compasión.

En su propio tiempo, comience a abrirse a pequeños sentimientos de gratitud, como por el aire que respira o la comida en su plato. Estos pequeños destellos de gratitud pueden coexistir con cualquier otra cosa que estemos sintiendo y, a medida que los sintonices, comenzarán a crecer.

Conclusiones clave

  • La gratitud es un estado de apreciación, que puede surgir espontáneamente o cultivarse.
  • Cultivar la gratitud ofrece una variedad de beneficios, como mejorar el bienestar físico y mental, reducir la fatiga, aumentar la generosidad, mejorar el sueño y fortalecer las relaciones.
  • Puede aprovechar la gratitud a través de prácticas como la escritura de cartas de gratitud, la meditación, la práctica de la atención plena y el registro en un diario.
  • Cuando la gratitud no funcione, no la fuerces. Considere qué otras prácticas pueden ser más adecuadas y ábrase poco a poco a la gratitud. unos y otros.

¿Te gustaría iniciarte en el mundo del mindfulness

Descárgate ahora de forma totalmente gratuita nuestra Guía de iniciación al mindfulness con la que podrás entender los principios básicos de esta increíble forma de meditación y comenzar a practicarla y a disfrutar de todos sus beneficios! 

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.