Cómo reducir los sesgos con la atención plena

Cada uno de nosotros tiene un sesgo personal hasta cierto punto. Es un proceso cognitivo natural, pero lo que hacemos con él es importante. Cuando los prejuicios no se controlan, pueden provocar discriminación, mala toma de decisiones y percepciones poco realistas o negativas, entre otras cosas. Pero, ¿Qué es exactamente el sesgo personal? ¿Por qué lo tenemos y qué podemos hacer al respecto?En esta guía para reducir los prejuicios personales con atención plena, exploraremos:

¿Te gustaría iniciarte en el mundo del mindfulness? 

Descárgate ahora de forma totalmente gratuita nuestra Guía de iniciación al mindfulness con la que podrás entender los principios básicos de esta increíble forma de meditación y comenzar a practicarla y a disfrutar de todos sus beneficios! 

.

 

Cómo reducir los sesgos con la atención plena

Independientemente del tipo de sesgo con el que estemos trabajando, podemos abordar nuestras suposiciones, juicios e inclinaciones con lo mismo. Es decir, conciencia plena. Al llevar la atención plena a la forma en que pensamos y tomamos decisiones, nos empoderamos para ir más allá de nuestras reacciones habituales. 

Por ejemplo, tome el ejemplo anterior sobre haber crecido rodeado de puntos de vista políticos particulares. Si somos conscientes de lo que ha formado nuestras creencias políticas, estaremos más abiertos a la nueva información e ideas. Al mismo tiempo, nos encontraremos menos críticos con aquellos con diferentes inclinaciones políticas.

También es importante señalar que al reducir los sesgos, lo que en realidad estamos intentando es reducir la impacto que tienen nuestros prejuicios, o la tendencia a tener un impacto negativo en nuestras acciones. 

No podemos deshacernos por completo de todos los prejuicios, ya que todos tenemos experiencias y valores únicos. Sin embargo, a medida que nos volvemos más conscientes de por qué pensamos de la forma en que pensamos, se vuelve más fácil equilibrar nuestras opiniones personales con otras ideas o posibilidades.

Cómo reducir los sesgos con la atención plena
 

Para reducir los prejuicios personales, las siguientes consideraciones pueden resultar útiles:

1. Reconozca que todos tenemos prejuicios personales, y que esto no nos hace «malos».

El primer paso para aliviar conscientemente el impacto de nuestros prejuicios es reconocer que todos los tenemos. Parte del ser humano es tener una perspectiva personal del mundo.

No necesitamos sentir vergüenza por tener prejuicios; en cambio, podemos practicar la autocompasión y la curiosidad. Estas dos cualidades nos ayudarán a abrirnos hacia donde nuestros prejuicios podrían llevarnos por mal camino.

2. Reflexione sobre algunos de los prejuicios que tiene, rastreando hasta su raíz.

Dedique algún tiempo a practicar la introspección, investigando con curiosidad algunas de las creencias que tiene. ¿De dónde proceden? ¿Cómo se han reforzado? Recuerde que no necesita juzgar con severidad ni tratar de eliminar sus prejuicios. Simplemente ábrase a su mundo interior y al procesamiento cognitivo con curiosidad y ternura. Confíe en que se suavizarán naturalmente con el tiempo.

3. Practique responder en lugar de reaccionar.

Además, puede ser útil cultivar la habilidad de responder en lugar de reaccionar. Cuando reaccionamos automáticamente a una situación dada, no tenemos tiempo para sopesar otras posibilidades o variables. 

Haga una pausa antes de tomar decisiones para que pueda responder con mayor conciencia. Una pausa puede tomar la forma de un largo suspiro en medio de una conversación o puede parecer una espera de tres días antes de responder a algo en las redes sociales.

4. Tenga cuidado con la forma en que escucha y habla.

La comunicación consciente es otra práctica útil para ayudar a aliviar el peso de nuestros prejuicios. La escucha consciente nos permite escuchar lo que otra persona dice con mayor apertura y curiosidad. 

Nos ayuda a tomar conciencia de nuestra voz interior de juicio o resistencia cuando nos enfrentamos a una idea opuesta. Por otro lado, el habla consciente nos permite transmitir nuestros sentimientos y perspectiva con mayor precisión. Esto puede conducir a conversaciones más fructíferas y armoniosas.

5. Ábrase a nuevas ideas y perspectivas con curiosidad.

Por último, explore dónde podría abrirse a nuevas ideas y perspectivas. Por ejemplo, si tiene un familiar o amigo que tiene una opinión diferente a la suya sobre un tema en particular, considere explorar este tema con ellos. 

Hágales saber que le gustaría sopesar ambos lados para descubrir las diferentes «verdades» posibles que ambas partes podrían sostener. Es probable que esto también ayude a la persona con la que está hablando a tener una mente más abierta.

 

“Cuando muestras una profunda empatía hacia los demás, su energía defensiva disminuye y la energía positiva la reemplaza. Ahí es cuando puedes ser más creativo para resolver problemas «.

 

7 ejercicios de atención plena para reducir el sesgo
 

Conclusiones clave

  • Al entrar en la naturaleza, comenzamos a comprender mejor las cosas, las cosas sobre nosotros mismos y sobre la naturaleza misma de la vida.
  • Hay muchos tipos diferentes de sesgos, como el sesgo de confirmación, el sesgo de atención y el pensamiento de grupo. Podemos abordar todos ellos con plena conciencia.
  • No podemos ‘deshacernos’ por completo de nuestros prejuicios, pero podemos reducir su capacidad de impactar negativamente nuestras decisiones y acciones.
  • Podemos reducir nuestros prejuicios de varias maneras, como: reflexionando con atención sobre las creencias que tenemos, aprendiendo a responder en lugar de reaccionar, prestando atención a la forma en que nos comunicamos y abriéndonos a nuevas ideas y posibilidades con curiosidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *