Meditación: Todo lo que necesitas saber

 

Meditar es solo para gente espiritual y hippies, ¿Verdad? Apuesto a que has escuchado esto un millón de veces. Déjame decirte que no es así exactamente. La meditación puede generar una serie de beneficios para la salud y la vida independientemente de que seas más o menos espiritúal, o más o menos hippie.

La meditación es apta para absolutamente todo el mundo y no tiene inconvenientes. En este artículo aprenderás todo lo necesario sobre meditación y recibirás una pequeña guía paso a paso. Y es que:

  • Hay muchos tipos diferentes de meditación: meditación de atención plena, meditación guiada y meditación trascendental.
  • Puedes meditar prácticamente en cualquier lugar y no necesitas demasiado equipo.
  • A veces ya estás meditando aunque ni siquiera te des cuenta, por ejemplo, durante un entrenamiento.

¿Quieres saber más cosas sobre la meditación? Pues vamos a ello!

Definición: ¿Qué es aprender a meditar?

Encontrar una definición adecuada para la palabra meditación no es tan fácil. La religión, la filosofía y la ciencia la definen cada una de manera diferente. A menudo el término meditación está fuertemente asociado por el lado espiritual. Y la realidad es que muchas personas meditan todos los días, aunque en realidad no son conscientes de ello.

Por cierto, la palabra meditación viene del latín meditatio, que significa «reflexionar» o «estar absorto en el pensamiento».

Un ejemplo de esto es, por ejemplo, el enfoque absoluto descrito por Arnold Schwarzenegger: «Un paseo al aire libre o hacer jogging puede ser perfectamente una forma de meditación.»

Aprender a meditar no significa lo mismo para todos: fortalecer la conciencia y la concentración, relajarse o dejarse llevar son algunas de las cosas que busca la gente en esta práctica. Y es que hay muchas cosas que puedes aprender de la meditación.

Antecedentes: Lo que debes saber sobre la meditación

Antes de comenzar a meditar, queremos mostrarte lo que realmente puede hacer la meditación por ti. Te lo hemos pintado con claros ejemplos, que te ayudarán a hacerte una idea de lo que es meditar.

¿Qué hace la meditación?

El objetivo de la técnica de meditación es dirigir nuestra atención a un punto específico. En el budismo, por ejemplo, el objetivo más elevado de la meditación es la «iluminación» o el «despertar». Sin embargo, esto solo se puede lograr mediante el control consciente de la atención.

Para arrojar algo de luz sobre el concepto de atención, te presentamos el siguiente ejemplo:

Imagínate que estás sentada en el puente de una autopista y observas las mil luces rojas del tráfico en hora punta. Cada luz roja representa un solo pensamiento en tu cerebro. Lo que hacemos ahora en nuestra vida diaria es saltar de una luz roja, es decir, de un pensamiento al siguiente, y así cambiar nuestra atención una y otra vez.

 

Esto se hace particularmente evidente cuando nos esforzamos por no pensar en nada. Hay mucha gente que reconoce ser incapaz manifestado que es simplemente imposible dejar la mente en blanco dado el caos de pensamientos e ideas que se suceden sin parar en nuestra cabeza.

La capacidad de mantener la atención en un punto determinado durante un período de tiempo prolongado es esencial en una amplia variedad de áreas. Por ejemplo, Cal Newport describe el concepto de «aprendizaje profundo» en su libro «Trabajo profundo».

Para ser realmente bueno en algo o resolver un problema, tienes que concentrarte en ese algo durante un buen periodo de tiempo.

Meditar ayuda de formas muy diferentes a evitar que los pensamientos deambulen salvajemente. La meditación nos lleva a ese puente de la carretera que poníamos antes como ejemplo y nos permite ver las luces rojas individuales a lo lejos pero sin darles nuestra atención.

«La meditación es en realidad una instrucción de la mente» – Richard Davidson

El objetivo de la meditación también debería ser desconectar un poco la mente racional y el propio ego para poder mirar más allá del horizonte. La respiración es un elemento central de algunas técnicas de meditación, ya que puede ser controlada por la mente por un lado, pero también funciona sin ella por el otro. Se considera el foco y el punto de anclaje en muchas técnicas de meditación.

Aprender a meditar: usos prácticos y beneficios

¿Te atrae la idea de practica meditación? ¿Estás buscando una manera de dejar que tus pensamientos fluyan libremente y puedas sentir qeu eres tú misma? Pues hemos reunido para ti bastante información acerca de la meditación para que decidas si te apetece probarla, y en caso afirmativo, que sepas como hacerlo bien. 

¿Para quién es especialmente adecuada la meditación?

Una cita muy conocida dice: “Deberías meditar durante 20 minutos al día salvo que estés demasiado ocupada para meditar durante una hora».

La meditación nos ayuda a desconectarnos de la vida cotidiana. Por lo tanto, practicar meditación es adecuado para absolutamente todos los que buscan una mayor satisfacción interior. Para las personas orientadas al desempeño en particular, la meditación puede ser una excelente manera de contrarrestar el ajetreado trabajo diario.

Pero la meditación también puede ser una herramienta útil para las personas que desean superarse a sí mismas. El potencial real de la meditación solo se vuelve realmente visible después de unos días practicando, por lo que debes tener cierta paciencia.

Para las personas que solo quieren relajarse, la meditación también es adecuada, incluso si la relajación no es el objetivo principal de un estado meditativo, sino más bien un aspecto positivo de practicarla.

Si bien la meditación es generalmente adecuada para todos, las diversas técnicas y tipos de meditación no son igualmente adecuadas para todos. Pero llegaremos a eso más tarde.

«Algunos pueden desencadenar estados mentales que ponen en peligro su salud, especialmente personas mentalmente inestables.»

En resumen, la meditación es particularmente adecuada para aquellos con tendencia a jugarse negativamente y para quienes a menudo viven en el pasado, o tienen dificultades para concentrarse en una sola cosa.

¿La meditación también es adecuada para niños?

La meditación puede resultar muy adecuada incluso para los niños ya que los ayuda a expandir su imaginación y desarrollar su creatividad. Por supuesto, se debe explicar el concepto de meditación al niño de manera diferente que a un adulto.

También es importante que a los niños se les enseñen reglas claras que deben seguir durante la meditación dado que ellos se distraen más fácilmente que los adultos.

¿Qué tipos de meditación existen?

En la siguiente sección nos gustaría presentar algunas formas importantes de meditación y entrar en más detalles sobre las técnicas individuales. Sin embargo, ahora existen muchos tipos de meditación, incluidas formas comunes y menos comunes.

Meditación de atención plena o Mindfulness

La meditación de atención plena o mindfulness consiste en observar los pensamientos y no tratar de controlarlos activamente. El ejemplo mencionado anteriormente con la autopista va muy bien en este caso.

Los pensamientos que se elaboran se perciben conscientemente, pero no se juzgan activamente, dejándolos seguir fluyendo. La meditación de atención plena pone todo el enfoque en el momento presente, específicamente en un punto de anclaje.

En este tipo de meditación puedes fijarte en tu propia respiración como punto de anclaje o bien realizar un llamado escaneo corporal, en el que te enfocas en diferentes partes del cuerpo o, por ejemplo, percibir conscientemente ruidos del entorno.

Dependiendo de si eres más de tipo auditivo o visual, lograrás mejores resultados con diferentes anclas. No obstante si quieres saber más de este tipo de meditación solo pulsa en el siguiente enlace.

Meditación guiada

La meditación guiada es aquella que se realiza bajo la guía de un líder de meditación que es el que dirige al meditador durante el ejercicio con su voz e instrucciones. Algunas meditaciones guiadas también se centran en contar una historia o en un viaje de ensueño. La música meditativa a menudo se usa de fondo.

Durante la meditación guiada, el hablante le da al practicante suficiente espacio y pausas para observar sus propios pensamientos y disfrutar del silencio absoluto.

Meditación trascendental

La Meditación Trascendental, o MT para abreviar, es una forma especial que a menudo se describe como particularmente eficiente. Figuras empresariales conocidas como Ray Dalio confían en este tipo de meditación.

El principio detrás de esto es muy simple: debes utilizar un mantra constante, que repites una y otra vez. Es mejor que esta palabra no tenga un significado específico y sea fácil de pronunciar, de lo contrario el cerebro podrá hacer asociaciones y desviarse del camino.

Después de algunas repeticiones, el cuerpo entra en un estado meditativo en el que puedes hacerte preguntas y así influir en tu subconsciente.

Como meditar correctamente

En principio, la meditación se puede aprender muy rápidamente, ya que los procesos son bastante simples. No importa qué tipo de meditación quieras hacer. Solo es importante que los resultados sean diferentes para cada persona. Algunos sienten algo después de unas pocas sesiones, otros solo después de meses.

En esta sección queremos darte una pequeña guía sobre el camino para que tú también aprendas a meditar. Nos referimos a la meditación de atención plena.

Paso 1: elije el lugar y la posición del asiento más adecuada

Debes tener mucho cuidado en el primer paso. Dependiendo del tipo de meditación que sea mejor para ti, también debes elegir la ubicación en consecuencia.

Para poder enfocarte en los ruidos ambientales, siempre es preferible un entorno tranquilo, especialmente para los principiantes. También debes llevar ropa cómoda, como mallas, leggins, pantalón de chandal o de lino, para que te sientas lo más cómoda posible.

Es importante que te sientes y te relajes. La posición de flor de loto se recomienda en la meditación tradicional, aunque como regla general, también son adecuados todos los demás tipos, como en una cómoda silla de oficina, una esterilla o en el sofá. 

Si decides meditar en la cama, bien temprano en la mañana después de levantarte o al final del día nates de dormir, corres el riesgo quedarte dormida. Por tanto, elegir una postura erguida es especialmente importante.

Paso 2- Empieza a meditar

Al comienzo de la meditación, intenta inhalar y exhalar lentamente unas cuantas veces. Esto preparará tu mente para la próxima meditación y también puede bajar un poco tu presión arterial, notando cómo tu cuerpo se relaja lentamente.

Es entonces cuando debes empezar a fijarte en tu punto de anclaje. Si es la respiración, intenta inhalar y exhalar lentamente. Rapidamente empezarás a notar que tus pensamientos siguen tratando de alejarte de donde estás. Pero como decíamos antes, no trates de analizarlos ni seguirlos, simplemente regresa a tu punto de anclaje y continúa donde lo dejaste. Por ejemplo, también puedes contar mientras inhalas y exhalas para ayudarte.

Paso 3 – Duración de la meditación y despertar.

Puedes establecer la duración de la meditación de forma individualizada. Los expertos suelen recomendar una duración de 20 a 30 minutos por sesión como ideal, pero incluso períodos de tiempo más cortos pueden conducir al éxito a largo plazo. Lo importante es empezar a meditar.

Por ejemplo, podrías meditar durante 10 minutos cada mañana y cada noche durante la semana, y dedicar un poco más de tiempo el fin de semana. Experimenta con tiempos más cortos y más largos hasta que encuentres la cantidad ideal para ti.

Después de que termines la meditación, abre los ojos lentamente y permanece en una posición relajada por un momento. Luego continúa con tu vida diaria.

«Si tienes problemas para concentrarte o no estás segura de qué hacer, la meditación guiada puede ser lo mejor para ti. De todos modos recomendamos este método a los principiantes.»

 

¿Qué dice la ciencia sobre la meditación?

La meditación obtiene un muy buen juicio dentro del ámbito de la ciencia. Los efectos positivos comprobados de la meditación son por ejemplo:

    • Reducción de la ansiedad
    • Fortalecimiento del sistema inmunológico.
    • Aumento de la concentración
    • Percepción mejorada de las propias emociones.
    • Menos sensación de estrés
    • Equilibrio interior
    • Fomenta un estilo de vida más saludable
    • Aumenta la confianza en uno mismo
    • Mayor sentido de felicidad
    • Reduce los pensamientos negativos
    • Pensamientos más enfocados

En última instancia, la meditación puede tener una serie de efectos positivos, algunos de los cuales solo se notan después de unos meses. Por ejemplo, la meditación también puede ayudar a las personas que generalmente piensan mucho y, por lo tanto, a menudo tienen problemas para conciliar el sueño.

Recursos: aprender las mejores formas de iniciarse en la meditación

¿Quieres aprender a meditar porque buscas exactamente este tipo de relajación? Entonces has llegado al lugar ideal para comenzar correctamente.

¿Qué libros conocidos hay sobre el aprendizaje de la meditación?

Budismo: budismo, meditación y atención plena para principiantes

El libro calma tu paz interior, porque no solo te enseña a fortalecer tu atención plena. También es inspirador y describe los orígenes de la mentalidad espiritual.

El pequeño libro de meditación para todos los que no pueden meditar

El objetivo de este libro es ayudarte a aprender a meditar de forma autodidacta. Incluso si pensaba de antemano que no era del tipo de meditación. Te ayuda a encontrar tu propio camino.

Aprender meditación para principiantes: cómo encontrar la paz interior a través de la meditación

El libro se centra principalmente en la meditación de la atención plena y le ayuda con explicaciones sencillas a una mayor atención plena, serenidad, relajación y fortalece la felicidad y el pensamiento positivo.

7 consejos para principiantes en meditación

  1. Encuentra un lugar tranquilo y cómodo donde no te distraigas. Toma una silla o una esterilla y siéntate en ella. Solo llévate un temporizador.
  2. Configura el temporizador en 10 minutos; esto es suficiente para principiantes. Asegúrate de estar sentado en posición vertical; su columna debe estar recta.
  3. Afloja tus músculos y especialmente tus manos. Cierra tus ojos.
  4. Inhala profundamente y exhala 5 veces, esto te hundirá más profundamente en un estado de relajación.
  5. Ahora solo observa tu respiración mientras fluye suavemente hacia adentro y hacia afuera en la punta de tu nariz. Observa el flujo de tu respiración y concéntrate en el momento entre la inhalación y la exhalación.
  6. Si tu mente se distrae, simplemente vuelve suavemente a tu respiración una y otra vez. Piensa en el ejemplo de la autopista anterior: no te juzgues por tus pensamientos.
  7. Después de 10 minutos, puedes volver a abrir los ojos y regresar lenta pero suavemente al mundo real. Reflexiona brevemente sobre tus emociones y mira dentro de ti misma para ver si te sientes más relajada que antes de la meditación.

Si después de los primeros intentos, 10 minutos le parecen demasiado fáciles, no dudes en intentarlo con al menos 20 minutos.

 

Conclusión

Cualquiera puede aprender a meditar. Y es bueno para todos. La meditación no es algo hippie, sino una forma profesional de organizar tu mente y dejar que tus pensamientos no se apoderen de nosotros. Cada vez más gente entre la que se encuentran empresarios, gente del mundo del espectáculo o deportistas utilizan la meditación para sentirse mejor.

Deberías investigar un poco de antemano para que puedas ir directo al grano pero no tendrás problema en aprenderlo y practicarlo. Y créeme que no te decepcionará. Además existen un sin fin de situaciones en las que podrás utilizarla! 

Si quieres saber más no dudes en suscribirte a nuestro boletín para recibir toda la información sobre esta y otras increbles técnicas que te permitirán mejorar como persona y sacar todo tu potencial!